8 comentarios:

  1. Carcome.
    Embiste.
    Nubla.
    Sangra.
    Ultraja.
    Rapiña.
    Amordaza.
    Ad nauseam hasta que los verbos se nos angosten en la garganta y nos queme y nos duela y sintamos, amigo Miguel, acróstico mayor, asco y sepamos que después del asco viene otro mayor.
    Creo que estamos en el buen camino.
    Estamos avanzando.
    Hay memoria, la hay a espuertas, pero está el horizonte mirándonos.
    Un saludo mañanero.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo dijo...Corroe
    Enferma
    Ningunea
    Suplanta
    Urde
    Roe
    Aja

    Ad infinitum, Emilio, en este conceptismo residual que merece el censor. La pereza mini malista de las palabras contadas como días de la semana, de los verbos rebelados (sí, con b), de los poetas esquilmados, censura y cesura.

    Buena mañana "frívola", como fábula fría.

    Miguel

    ResponderEliminar
  3. (Algo va muy mal en mi editor de comentarios. Blogger ha alterado el itinerario habitual y no los controlo. Pido excusas)

    Miguel

    ResponderEliminar
  4. Consuela a quien tiene miedo.
    Excita tanto al masoquista como al verdugo.
    No hay sarna que con gusto pique.
    Solo el pusilánime la aplaude.
    Unos la provocan, otros la permiten.
    Reta a quien a ella se expone.
    Autocensura: he ahí la cuestión.

    ResponderEliminar
  5. Cuántas palabras horribles se siguen usando en nombre de la moral y las "buenas costumbres"

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Te tocó cerrar con tu entrada el tema censura. No podrías haberlo hecho mejor. Una síntesis perfecta.

    Llegué tarde porque la fiebre me estaba obligando a callar.

    ResponderEliminar
  7. Llego tarde, pero al menos que sepas que lo he leído y degustado.
    Buen acróstico, mala censura que tanto nos castró.

    AG

    ResponderEliminar
  8. y cuando se domestica: invisibiliza.

    emblemático cierre, miguel.

    aplausos a la barra, como siempre.

    esta de terror les ha salido que ni las de nuestro narciso ibañez menta, padre de vuestro narciso ibañez serrador.

    ResponderEliminar