Epitafio (no tan muertos)



Antonio, después de aspirar a lo más alto en la vida, por fin lo has conseguido: ya estás en los cielos. Tú que eres tan creyente, ahora podrás comprobar en “propia carne” la recompensa que les espera a las buenas personas. Por sus obras los conoceréis y bien que te hemos conocido, después de haber disfrutado de tu compañía en este valle de lágrimas. Cada nuevo día pasado junto a ti, fue de mayor placer que el anterior.

Descansa en paz, cuando la muerte te venga a buscar.

0 brindis:

Publicar un comentario