SONETIL 500




SONETIL 500 es un preparado terapoético de amplio espectro  con el que el doctor Edgar Alien Poet ha logrado sintetizar el principio activo Inspiradona en sus Laboratorios Desmayers Sisif  S.L. de Baltimore. 

Se presenta en  cajas, ya de 14 comprimidos efervorescentes, ya de 33 cápsulas bioanímicas. Además del principio activo, cada comprimido o cápsula contiene los siguientes excipientes: ácido metafórico, anaforato estético, disrimil consonántico y similitol polisilábico.

Los efectos del SONETIL 500  sustituyen con creces a los de los poemarios tradicionales y ha permitido, tras décadas de vanguardismos anabolizantes, superar las contraindicaciones del egolatrismo endémico, también conocido como “mal de los poetas”, con todos sus egoistmos, asimilados en la corriente global Mester de Egolatría.

La sustitución de la palabra oral, escrita o digital por el preparado SONETIL 500, permirte metabolizar fácilmente su principio activo, la inspiradona, y asimilar sus efectos hipersensibilizantes, una vez que pasa al torrente sanguíneo a través del parénquima gástrico. Posteriormente, la enzima del lirismo, liberada en el córtex, sublima la emocionina, un alcaloide que proporciona gran placer intelectual, sin necesidad de saber leer. Razón por la cual el SONETIL 500 está indicado para el analfabetismo, la incultura y la insensibilidad crónica.

Puede ser administrado sin problemas  a cualquier persona sin distinción de raza, sexo, edad o idioma, contribuyendo así a volatilizar la barrera del elitismo clásico y a  transfundir la quimiocultura a todo tipo de tejidos socioculturales, tanto epidérmicos como viscerales.

No está contraindicado durante el embarazo  ni la lactancia, sino todo lo contrario. Durante el tratamiento se pueden conducir máquinas y es compatible con todo tipo de dispositivos móviles, excepto e-books.

Contraindicado a lectores compulsivos y poetas de tierna rima que nada saben mirar y son como pobres ciegos  que no saben a donde van.

De venta solo en farmacias.

3 comentarios:

  1. Magnífico principio activo. Ya decía yo que la poesía y la originalidad de algunos tenía algo de adictivo. Sospecho que ya lle vo ingeridas muchas cajas de Sonetil, pues estoy al borde de la intoxicación irrecuperable.
    Tal vez es que compro elSonetil en lñas bibliotecas...

    AG

    ResponderEliminar
  2. "Un alcaloide que proporciona gran placer intelectual, sin necesidad de saber leer." No hace falta laboratorios con alto I+D para producir ese efecto sin esfuerzo alguno. Placebos profanos, de fácil digestión y mejor excreción los hay en numerosos programas televisivos, titulares periodísticos y demás elixires populares.

    Querido Miguel (poeta acuático), me recordaste a Obelix; es evidente que no por la prominente convexidad de su silueta, pero sí por haber caído, no sabemos si por accidente, en la marmita de un "brebaje stendhaliano" y no querer ser curado de sus odiseicos efectos.

    Por otro lado, veo que tu impotencia literaria era una impostada patología, a la luz del verbo que regalas a esta barra.

    ResponderEliminar
  3. Mixtura formidable de géneros. El de la propedeútica farmaceútica no es ni de lejos inclinable a la buena literatura.... Hasta hoy.

    ResponderEliminar