Como era en un principio


En el principio fue el Bien.
Creó el Señor la luz, separó las aguas de la tierra, puso al cielo como techo y lo llenó de estrellas. En el piso puso hierba, árboles con frutos y seres vivientes que se multiplicaron para poblarlo. Y vio Dios que era bueno.
Entonces vino el hombre. Sobre el suelo los puso, varón y hembra, y les ordenó: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. Ah, y no comáis del árbol de la ciencia del bien y del mal.  
Y ahí la embromó.
No soy yo quién para juzgar al Creador, pero ¿señoread? ¿sojuzgad? Vamos, era evidente que esto no podía terminar bien.
Los peces del mar y las aves eran bastante dóciles; las bestias, látigo en mano, terminaban obedeciendo. Pero el problema mayor se presentó cuando Adán pretendió mandar sobre Eva. Durante un tiempo la entretuvo con el cuento de que él había llegado primero, que la costilla, que la envidia del pene y unos cuantos cuentos más. Pero mientras alimentaba a las aves, recolectaba los frutos y cuidaba a los chicos - que dicho sea de paso, se llevaban como perro y gato -, Eva rezongaba.
Tuvo que venir a avivarla la serpiente, que era su amiga.
- Pero, por favor, querida. No podés hacer vos todo el trabajo mientras tu marido descansa. Exigí que te ayude.
- Ya se lo pedí un par de veces, pero me sale con lo del señoreo.
- ¿Así que le gusta tomarse al pie de la letra las órdenes de Dios? Decile que se vaya a procrear y a multiplicarse con alguna bestia, a ver que te contesta.
Así lo hizo Eva. Quite de colaboración, lo llamó. 
La queja continua de Adán llegó hasta el Cielo, y bajó el Señor para ocuparse personalmente del problema conyugal. Escuchó atentamente a ambos y luego dictaminó: 
- Se me mandan a mudar ahora mismo del Edén. 
- ¿Por qué, Padre? ¿En qué nos equivocamos? - replicaron ambos.
- ¿Acaso no les prohibí yo probar la fruta del árbol del Bien y del Mal? ¿No se han dado cuenta aún que el Bien les fue dado y el Mal no es otro cosa que la lucha por el poder? Hasta que no aprendan a convivir sin querer dominarse unos a otros, acá no vuelven.

Y así andamos hoy los hijos de esos dos, sin haber aprendido la lección y cada vez más lejos de casa.

26 comentarios:

  1. Alzo mi copa en celebración del nuevo comienzo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bueno que hayas vuelto, Male! Se agradece.

    ResponderEliminar
  3. Terrible alegría volver a leerte....

    ResponderEliminar
  4. Imperfectos somos....aunque buscamos perfección....amor perfecto .... perfecto es cuando caemos y vemos unos y otros.... nadie es perfecto, nada es perfecto .... el amor es verdadero e imperfecto....

    ResponderEliminar
  5. ya sabe, soy floja de emociones y su vuelta me hizo moquear, vea.
    y què temazo cargò en la bolsa, eh?
    y le saliò impecablle, como siempre!

    venga y nos abrazamos, dele.

    ResponderEliminar
  6. ¡Brindo por este retorno, Malena, y ahí me quedo, asomado a tu ventana!

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  7. Bienvenida! Y qué quiere que le diga, parece que la lucha fue el último amor del ser humano. Y menos mal, porque con quite de colaboración y todo ya somos seis mil millones....

    ResponderEliminar
  8. Más que curioso: hablar del bien y del mal, en el día en que me animé a escribir para mi entrada, era hablar del principio, de ese estado primero de las cosas. Y empecé un borrador con un comienzo más que parecido al tuyo. Luego, desbarraba por otros lados. Desbarrar, ¿entienden?. Es mejor que te lo haya dejado a ti. Brindo, Malena, con entusiasmo, por el bien y por el mal, por la escritura, por teneros por ahí cerca (lejos) y compartir vida. Quite de pasiones, lo llamo.

    ResponderEliminar
  9. Malena, muy benévola eres con Adán. Cuando andaba en el Edén, no daba palo al agua. Era de esperar. El Edén es para recolectar y poco más. Dios provee. Pero claro, para recoger el fruto hay que levantarse de la siesta, desperezar la voluntad, y Adán...

    Lo de la serpiente yo creo que fue una excusa de Adán para esquivar la pifia. Puede que incluso la religión en bloque sea solo eso, una manera de tener calmadita a Eva, laborando mientras el macho guerrea y maquina entuertos.

    En fin, qué bien se estaba en el Edén, embarrigado todo el día...

    ResponderEliminar
  10. Ave, Eva. Al final, Nada (Adán vuelto a su origen). Mientras, este Dios divertido, a su aire: ¡A sus Buenos Aires!

    Genial, Malena.

    ResponderEliminar
  11. Volvió una noche no la esperaba.....

    ResponderEliminar
  12. A mi no va eso del paraíso....es una figura que usan las religiones para tratar de convencernos a no pecar jajaja.
    Sino comés del fruto prohibido.....para que vivis??

    Bien por tu vuelta, amiga de las buenas.

    ResponderEliminar
  13. Alguien dijo una vez
    Que yo me fui de mi barrio,
    Cuando? …pero cuando?
    Si siempre estoy llegando!
    !Esos sabios consejos de la sierpe! Aun las Evas los siguen escuchando

    ResponderEliminar
  14. Male...
    qué bueno que hayas vuelto... y por el principio, como corresponde...
    brindamos por vos y por nuestra amistad blogera.
    besos de...
    nosotros dos

    ResponderEliminar
  15. Un brindis y un beso, me alegra hacerlo!!!

    ResponderEliminar
  16. ¿Qué pasa? Tiene que renunciar el Papa, caer un meteorito, ser Año Nuevo Chino para que vuelvan todos? A Dany encima ahora lo veo por todos lados!! Bienvenida de nuevo al Edén virtual, donde nadie se pelea, somos todos sabios, encantadores y politeístas -Google, Apple, Microsoft- siendo las principales religiones y Blogger y Facebook los principales centros de oración. Nemá, hermana, Nemá.

    ResponderEliminar
  17. ¡Gracias a todos por los comentarios y por seguir estando ahí a pesar de mi ausencia!

    ResponderEliminar
  18. Últimaaaaaaaaaaaaa!!!! Aunque no te veamos siempre estás, Male!!! Sos como el sol! Abrazo!

    ResponderEliminar
  19. qué suerte!
    bienvenida Malena!!!!
    lobamarino

    ResponderEliminar
  20. Che Ato.....a veces soy como un Dios y estoy en todas partes.....

    ResponderEliminar
  21. Delicioso regreso el tuyo, Malena. Una revisión al Génesis siempre viene bien, especialmente, cuando se hace de forma tan ingeniosa y divertida, que no inocente ni imparcial. Para ceebrar tu regreso (en realidad, no te habías ido: estabas con todos nosotros).
    Yo, hace muchos años, también le hice al libro sagrado mi modesta revisión: http://blogs.ideal.es/rigolettobloguero/2007/06/30/genesis/

    Salud para todos.

    AG

    ResponderEliminar
  22. Dany, dos cositas, una, no uses tu poder cuando jueguen contra Tigre y la otra...No dejá, con una sola me alcanza! Abrazo!

    ResponderEliminar
  23. Bienvenida !!! los regresos son siempre el motivo de una sonrisa. Has vuelto y eso es lo que vale y seguramente con el recuerdo de aquellas esperanzas hechas realidad que te llevaste el día que te fuiste. Un beso y siempre pero siempre es un gusto leerte.

    ResponderEliminar
  24. NO termino de entender como dejaste de publicar y nos privas de estas bellezas que salen de tu cráneo Nena!!!!!!!
    Impecable, no me cabe otro adjetivo calificativo.
    Volvé, haceme el favor

    Ivo

    ResponderEliminar
  25. Otro de los que se alegran de que hayas escrito algo, siempre lo digo, para mí sos una de las .... personas que escriben bien.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  26. Me encanta leerte Male!

    Y sì, es una macana que estemos cada vez màs lejos porque en un tiempo habremos olvidado el camino de regreso a casa, ya ni Hansel y Gretel podràn salvarnos.

    Beso!

    ResponderEliminar