Tu vicio, mi vicio


"Yo tengo un vicio barato y antes que nada, legal. Gozo de anonimato que me da la oscuridad."

Drexler, Tu voyeur


Llevaba una existencia mediocre hasta que descubrí sus mieles. Para ser sincera, llevaba una existencia cobarde. Todo en mi vida era moderado, pautado, previsible.

Mi iniciador fue Vlad, barbero en El Salvador. Me descubrió en un foro de arte y abrió para mí la puerta de un mundo virtual infinito y desconocido. Nos regalamos una mentira perfecta donde -una hora al día- eramos deseables, jóvenes y amados. La lección que aprendí con él fue que no tenía que conformarme con ser sólo yo, pudiendo ser tantas. Por eso, siendo aún Andrea, la novia de Vlad, me convertí en Tereza. Tereza tenía los ojos verdes y los labios carnosos, hablaba mal español porque era brasilera recién llegada al país. Los hombres morían por ella. Sin embargo, su inocencia era lo que más los cautivaba. Ángel nos enseñó a disfrutar del sexo virtual. Tenía el amor de Vlad y el sexo cariñoso de Ángel, pero quería más. Por eso nació Paula, que era una rubia pasional. Con ella fuí amante de un hacendado santafecino, pasajera lujuriosa de un taxista, puta cara en el Mapa del Placer porteño. Aprendí que los hombres necesitan recitar su verso mejor y su verborragia de piropos aún cuando pagan por sexo. Cuando me cansé de la agresión de Paula, nació Angelina. Era sumisa y dócil. Disfruté con ella el gozo del amor masoquista sin sufrir ni un misero dolor. A Carla le gustaba tener sexo en chats públicos: era exhibicionista. Cecilia era bisexual. A Natalia le gustaba el sexo grupal.

Y yo soy una simple ama de casa con un vicio: ser la diosa de un mundo paralelo, donde las Evas no necesitan costilla para nacer y las tentaciones están permitidas.

Malena

16 comentarios:

  1. Me quedo con el ama de casa: en su mundo, las tentaciones están permitidas, incluso la de necesitar ser la deseable Andrea, la perversamente inocente Tereza, esa Paula llena de pasión, la angelical Angelina...
    Estoy convencido de que el vicio debería ser enciclopédico, un compendio absoluto de deseos disolutos, múltiples y variados.
    Decididamente, me quedo con el ama de casa capaz de vivir mil vidas viciosas.

    Buen día desde Granada.

    Alberto Granados

    ResponderEliminar
  2. Con tan solo nombrarlas (excitación fonético-auditiva), todos mis mecanismos de seducción activados. Mi doctor Jeckyll no da a basto en su laboratorio experimentando nuevos brebajes para el multidesdoblamiento de Mr.Hyde. Lo complicado será volver a la normalidad y tú serás la culpable, Andrea; digo, Tereza; ¿qué digo!: Paula...

    Adiós, mala Malena

    ResponderEliminar
  3. Malena, muy bueno. El mundo de la mente es mucho más amplio que este que creemos real. Lo interesante siempre es que siendo tantas todas son una, porque más allá de cambiar de idea o de de forma virtual, todas ellas tienen de la original o la original de todas ellas.

    Muy bueno.
    abrazos totales.

    ResponderEliminar
  4. En verdad, Malena me dejás pensando. ¿Se estarán refugiando montones de cobardes o aburridos en estas cuestiones dejando de lado lo real? La virtualidad avanza a no dejarse tentar! Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Heterónimos lúbricos, márgenes de la identidad, máscaras o, quién sabe, capas de una sola cebolla. Todos necesitamos de vez en cuando ser otro, pese a que del travestismo solo quede quien somos.

    ResponderEliminar
  6. hey babe, take a walk on the wild side...

    pasa. y podés separar las dos cosas? o tenés que hacerlo?
    como una abuela le dijo a su nieta (me lo conto la negrita, yo le creí):
    "nena, para tener a tu marido siempre al lado nunca te olvides que la mujer, en la calle una dama, una puta en la cama"
    la negrita estaba separada hacía rato, pero ese es otro cuento.

    salú!
    y buena vida...
    f

    ResponderEliminar
  7. Wow!!!!
    Tu personaje siente, actúa y piensa como muchas ...que sienten y piensan, pero no se atreven a actuar.

    Bravo, Malena!

    ResponderEliminar
  8. Internet, si se usa bien salva vidas del aburrimiento y la rutina.

    Y ¿sabes? al final se intenta en la vida real.

    ResponderEliminar
  9. Yo supe conocer una mujer que me dijo que se llamaba Mariela. (tengo la certeza de que no fingía).

    ResponderEliminar
  10. Jejejejeje....Mariela, Mariela
    Cuantos frentes atendes?

    Mira...yo lo maximo a que llegue virtualmente fue a ser conocido como Esmeraldo ALbastrino el destructos de ovarios y Monico estilista polisex "O terror das meninhas y meninhos",mas alla de eso no me gusta mucho la internete...me parece una desviacion de la tecnologia...frivolidad,prefiero ir a la Biblioteca
    Me da miedo Vlad...da a empalador

    ResponderEliminar
  11. Todo eso al final también termina aburriendo.. si alguien sabe de otra cosa que pegue el grito y comparta :)

    ResponderEliminar
  12. Me encantó, excelente escrito con una verdad que nos devora las pestañas. Vicio que seduce y atrapa. Mascarada hipnótica que arrastra espejismos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Ay, anónimo, anónimo. Si conociste a Mariela, conociste a la peor de todas. Lo lamento por vos.
    Esa es una loca que prefiere decir su nombre real (¿quién la entiende?) y tiene un marcado gusto por el placer de la carne tangible. Las palabras en una pantalla pueden erotizarla, claro, pero no las cambia por la piel, el olor y los fluidos reales.
    Y no miente. Básicamente, no necesita mentir porque está satisfecha con ser quien es.


    PD: Gracias por darme el pie para aclarar que el texto no es autobiográfico.

    ResponderEliminar
  14. Oste con ese tema de los besos y el seso tiene a todos loquitos,seduce con sus relatos,seduce con su ironia,seduce con su humor sarcastico,seduce con su prosa, como no van a estar todos seductados (?) por uste, le dejo un tema,un incunable para que escuchen en ese esmerado servicio de bufete...

    Eimy Guinejouse
    CHABON PODES VENIR
    http://youtu.be/EqFKMqpuQ3E
    (en estereo DOLBY SYSTEM COLESTEROL FREE)

    ResponderEliminar
  15. Quién puede negar a los incautos que se han enamorado que su amor sí ha sido real… muy a pesar de la escurridiza realidad de su objeto de deseo. Celebro la existencia de esta dama, que insiste en proclamarse mediocre, por no animarse a asumirse cruel.

    Un beso, virtual siendo por acá.
    D.

    ResponderEliminar
  16. Un país de mentira que produce mentiras como si fuesen aire al abrir la puerta de tu casa cada mañana.
    Lo real, lo fabulado: todo termina en una parte gris de un cerebro gris, decía un amigo.
    Lo mentido, si lo estiras, siempre estalla. No sé si en el trayecto, en el estiramiento, hay un placer que justifique luego la voladura.
    Deseables horas al día, minutos a lo sumo: una noble vocación en estos tiempos de vértigo, y de fiebre. El Internet es una jungla y hay depredadores. Es un mundo y funciona de otra modo a como funciona éste. Es una cárcel y hay quien tiene cadena perpetua.
    Bien por ti, Malena.

    ResponderEliminar